31.8.15

Siete principios para el aprendizaje

No podemos leer todas la aportaciones de la pedagogía, la didáctica, la psicología o la neurología. Pero damos clases todos los días y tomamos decisiones educativas permanentemente. Así que necesitamos, como mínimo, alguna orientación basada en lo que estas ciencias del aprendizaje han demostrado como cierto o, por lo menos, eficaz en contextos de aprendizaje.

Yo me he propuesto tener como referencia estos siete principios del aprendizaje para este curso. Siete reguladores de mi práctica docente, que orienten mis decisiones en clase para que estén alineadas con lo que sabemos acerca del aprendizaje.

1. El aprendiz debe estar en el centro
 Lo alumnos son los actores principales, todo gira alrededor de su actividad cognitiva y afectiva. Sea cual sea el enfoque didáctico -instrucción directa, aprendizaje cooperativo, investigación...- estará centrado en un aprendizaje autorregulado y activo.

2. El aprendizaje es de naturaleza social
La interacción social es un recurso fundamental que debe alternar con momentos de reflexión y trabajo personal. El debate, la indagación o la argumentación, por ejemplo, encarnan aprendizajes de naturaleza social.

3. Las emociones son esenciales para el aprendizaje
Emoción, motivación y cognición están profundamente interrelacionadas. La implicación afectiva, el bienestar o la autoconfianza, por ejemplo, juegan un papel decisivo en el aprendizaje.

4. La diferencias individuales deben ser reconocidas
La aceptación de la diferencia es una condición necesaria para el aprendizaje profundo: cada aprendiz es singular y diferente. Estas diferencias, por ejemplo, comprenden conocimientos previos, habilidades, estilos de aprendizaje y estrategias, intereses o motivaciones. Exigen pues, un determinado grado de personalización.

5. El aprendizaje debe ser inclusivo
La gestión social del aula debe ser sensible a las diferencias y necesidades individuales en forma de comunidad de aprendizaje. El aprendizaje de todos es una responsabilidad compartida que favorece a todos. La inclusividad forma parte de la excelencia.

6. La evaluación está al servicio del aprendizaje
La evaluación formativa debe ser sustancial y regular, debe también proporcionar retroalimentación relevante e información a los aprendices de manera individual, promoviendo la autorregulación permanente.

7. El aprendizaje debe construir conexiones entre áreas de conocimiento.
El aprendizaje significativo relaciona los conocimientos, los aplica a situaciones, retos o problemas y procura, en todo momento, la transferencia. El aprendizaje profundo conecta lo aprendido con capacidades y competencias del aprendiz.

Naturalmente, esto no me lo acabo de inventar: es una versión personal y simplificada de documentación publicada por el Centre for Educational Research and Innovation (CERI), que es parte de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Institución dedicada a la investigación y, específicamente, a la acumulación de evidencias respecto a la educación.

Quizás podría valer para evaluar nuestra práctica docente. Para hacer las veces de rúbrica de nuestras clases y escuelas. Para evitar discutir sobre temas que la comunidad científica ya tiene aceptados. Algo más útil y práctico, en fin, que el dichoso informe PISA.

Que tengáis un buen inicio de curso 2015-2016!

16.7.15

Aprendizaje basado en productos

El aprendizaje de competencias ya venía exigido por la LOE y sigue, reforzado, en la LOMCE. Sin embargo, la distancia entre lo que propone le ley y lo que realmente sucede en los centros educativos es abismal.

En el Institut-Escola Les Vinyes nos hemos tomado muy en serio el tema de las competencias clave. Así que hemos adoptado medidas pedagógicas y organizativas para incorporar de manera efectiva el aprendizaje de las competencias básicas que la sociedad demanda.

Las competencias clave en el Sistema Educativo Español
En igualdad de importancia, se hace evidente que las competencias "Aprender a aprender", "Competencias sociales y cívicas" y "Sentido de iniciativa y espíritu emprendedor" quedan huérfanas en la organización por materias de los centros, muy especialmente en la secundaria. Por ello, para que nuestros alumnos adquieran estas competencias, hacemos cada trimestre, durante dos intensas semanas sin asignaturas, un proyecto transversal que pone en el centro del aprendizaje las citadas competencias. Lo llamamos "trabajo por proyectos", aunque en realidad es un "trabajo por productos".

El "producto" consiste en la elaboración, por parte de los 90 alumnos de cada promoción, de un documental científico, una exposición, un cortometraje, un herbario virtual, una obra de teatro, un itinerario para móviles, un meeting científico, una cocreación de los patios, un magazine televisivo, etc. A través del trabajo en grupos base y grupos expertos desarrollamos habilidades, capacidades y competencias como las requeridas.

Sin duda hay otras formas de aprender a trabajar en equipo, a tomar decisiones, a coordinarse, a interactuar con el entorno, a gestionar las emociones y desarrollar las habilidades sociales, el compromiso, la iniciativa o el espíritu emprendedor, pero nosotros hemos desarrollado esta. Y fuimos a #Novadors15 a contarlo, para compartirlo con otros docentes. Gracias, Novadors!

Os enlazo la presentación que Sergi del Moral ha compartido en la red, por si es de vuestro interés.



10.5.15

A falta de innovación radical, hagamos una "actualización" de las escuelas

Hace años, una compañera que cambió de instituto me contaba que no hacía trabajar en grupo a los alumnos porque en su nuevo centro "no hacía falta". Es que "allí puedes dar clase y te escuchan", me contaba. Es una idea profunda a la que hemos contribuido muchos, sin querer. Trabajando en los centros periféricos, con alumnos con grandes dificultades, con los alumnos de PQPI, etc. contribuimos a estas creencias. Haces otras cosas porque no puedes hacer "lo normal". Nada más desacertado: trabajamos de otro modo en el aula porque se aprende mejor y, sobre todo, porque se aprenden otras cosas más necesarias y más importantes.

El campo habitual de la innovación es la periferia de los sistemas, de las organizaciones, donde hay más libertad, menos rutinas, menos ortodoxia. Acaso la periferia nos haya servido para que el sistema tolerara cierto ensayo y error, para permitir el riesgo que toda innovación comporta. Pero tenemos suficientes certezas para introducir cambios y mejoras que ya han devenido inaplazables. Las escuelas de los Jesuitas, en Cataluña por ejemplo, ya lo están empezando: de la periferia al núcleo.

Lo marginal no escala, así que es inexcusable transferir lo aprendido a los "núcleos duros" del sistema público. Porque lo que "funciona", en realidad, es insuficiente, es un aprendizaje basado en la exposición de contenidos, ejercicios, exámenes individuales, etc., que no enseña todo lo que hace falta aprender. No es un aprendizaje potente, necesario y valioso para nuestros alumnos.

Trabajando en clase de música de 1º de ESO

Realizar uno o dos proyectos trimestrales, asumir cierta personalización de los aprendizajes o de los sistemas de evaluación, habituarse a una mirada global y pluridisciplinar sobre los temas, considerar el uso de las TIC como algo ordinario y común, trabajar en equipo resolviendo retos... no son novedades experimentales, ni desatinos innovadores. Son necesidades perentorias en una escuela contemporánea. Digan lo que digan las regulaciones, los sindicatos o la ley educativa de turno, esto es indispensable.

Hay cambios metodológicos, tecnológicos y organizativos que ya tenemos delimitados, explicados y justificados a estas alturas. Muchos los proclaman y pocos los ejecutan de ordinario en su escuela o instituto. La educación que queremos es la que hacemos cada día en nuestro centro. Lo demás, son pájaros. Por favor, hagámoslo YA en nuestras escuelas públicas.

22.2.15

Institut-Escola Les Vinyes

El Institut-Escola Les Vinyes cierra este año un primer ciclo de crecimiento: llevamos cinco cursos, sale la primera promoción de la ESO y se producirá el primer relevo del equipo directivo. Entre todos, hemos puesto en marcha un proyecto con mucha energía e ilusión y ahora necesita consolidarse y mejorar lo alcanzado.

Durante esta etapa, la parte de comunicación externa recayó sobre mí, y Rosa Sardà, la directora, asumió la comunicación institucional. Cierro, pues, con este post esta etapa de difusión para dedicarme en cuerpo y alma a la transición hacia el nuevo ciclo en el centro.

Por ello publico aquí la entrevista que nos hicieron en Tiching y que tanto eco tuvo en la red. Gracias @tiching!  Añado también mi intervención en el TedxBarcelonaEd y un sincero agradecimiento a todas las muestras de apoyo e interés que nuestro proyecto educativo ha recibido. De verdad, gracias a todos!

Y ahora me vuelvo a la cocina. Este blog abandona el #autobombo y regresa a la mirada pedagógica. :)

Feliz, con mi gente

Entrevista en Tiching

Transformar el currículum, la metodología y la evaluación. ¿Es posible hacerlo desde cada centro?
Es posible hacerlo, sin duda. Los márgenes que ofrece la legislación y la normativa son mucho más amplios de lo que el colectivo supone. Los verdaderos límites los tenemos los docentes y las familias. Los tenemos en nuestra concepción de la escuela, de lo que es enseñar y aprender, de lo que entendemos por currículum, metodología y evaluación.
De hecho, no es que sea posible, es que es imprescindible. Si queremos una escuela mejor, no podemos mantener el sistema estático. En el Institut-Escola Les Vinyes lo estamos haciendo.

¿Qué resultados obtenéis?
Obtenemos resultados diferentes, que no es poco. La transformación de la educación debe obedecer a un propósito. El nuestro es ofrecer una educación personalizada que prepare a los alumnos para una sociedad más global, abierta, digital, ética y justa. Queremos ciudadanos empoderados, con iniciativa y capaces de actuar éticamente en un mundo complejo. No sabremos si lo habremos logrado hasta que nuestros alumnos se desenvuelvan fuera de la escuela. Pero que aprenden otras cosas, de eso, no tengo ninguna duda.

¿Hay que convertir los simulacros propuestos hasta ahora (ejercicios de libros de texto, los ejemplos, etc.) en experiencias reales aplicadas por los alumnos?
Toda experiencia es real para el alumno. El problema es que lo “real” es demasiado escolar, demasiado incrustado en un sistema que no se parece en nada a lo que sucede fuera de la escuela. En la vida no hay exámenes, hay situaciones problemáticas a resolver, por ejemplo. Nosotros tratamos de combinar las clases activas, las preguntas relevantes y los proyectos transversales. Un motor de tres tiempos que trata de ir más allá del sonsonete exposición magistral, ejercicios, deberes y examen.

¿Qué papel tienen los alumnos en estas experiencias?
Un papel central. En las clases, en las preguntas relevantes y en los proyectos. Los alumnos son el sujeto activo de su aprendizaje, así que toda nuestra actividad está centrada en el alumno. Al menos, ese es nuestro reto.

¿Qué papel tienen los docentes en un proyecto de semejante envergadura?
Los docentes son el motor del Institut-Escola Les Vinyes. Sin su compromiso y su trabajo exigente, nada de esto sería posible. En nuestro centro los profesores están más allá de su “zona de confort”. Un entorno deliberadamente innovador es muy exigente con la plantilla. No es un sitio convencional, sin duda. Esto nos permite atraer a profesores con talento, con ganas de transformar la escuela. A veces es duro, pero siempre es estimulante. ¡Es la diferencia entre practicar senderismo y hacer alta montaña!

¿Quién lleva la iniciativa o “tira del carro”?
Nadie tira del carro: el carro somos todos. Algunos tenemos más experiencia, pero sin las aportaciones de todos nuestro proyecto es inviable. En Les Vinyes no vas a recibir instrucciones, vas a tener que trabajar con tu equipo, aportar tu iniciativa y ayudar a los demás. A cambio, vamos a acompañarte, a hacerte crecer profesionalmente y a colaborar contigo para conseguir un propósito común.
No todo el mundo es capaz de esto de entrada. Pero se puede aprender. Si queremos alumnos autónomos y comprometidos, necesitamos profesores así.

¿Cómo se organizan los equipos docentes?
Los equipos docentes tienen libertad y responsabilidad a partes iguales. Son el núcleo del Proyecto Educativo. Cada docente está asignado a un único equipo docente, así que muchos damos más de una asignatura. Así trabajamos siempre con los mismos alumnos y los mismos colegas: todos somos tutores, planificamos juntos los trabajos globalizados (preguntas relevantes) y los proyectos. En realidad, Les Vinyes son seis equipos docentes compactos, auto liderados e independientes. Los equipos no rinden cuentas al equipo directivo, las rinden a los alumnos y a sus familias. Es una organización totalmente horizontal, muy atípica.

¿Qué pautas darías a los equipos directivos que se proponen transformar la metodología de sus centros?
No creo que un equipo directivo pueda transformar un centro, así, sin más. El equipo directivo puede encabezar un proyecto común, darle forma y generar sinergias. Pero necesitas un colectivo comprometido y un propósito compartido para cambiar un centro. No soy capaz de dar pautas, sinceramente. En general creo que se habla demasiado y se actúa poco. Todo el mundo espera que los cambios vengan del entorno, de los otros agentes, de la administración, de las tecnologías, etc. Los cambios vienen de nosotros, comprendiendo más profundamente la educación, proponiendo un destino, asumiendo riesgos y trabajando duro. Innovar es sangre, sudor y lágrimas. Aunque, a veces, las lágrimas son de risa.

¿Y a aquellos docentes a los que les gustaría que su centro cambiara?
Los docentes deberían trabajar en equipo y dejar de ir por libre. Si quieres cambiar tu centro, busca aliados y ponte al frente de tu departamento, de tu equipo docente o de tu claustro. Uno no decide liderar, pero puede arremangarse y comprometerse. Y si nadie te sigue, será por algo. Puede que todavía no estés preparado o que no estés en el sitio adecuado. A veces, hay que cambiar de centro. Lo dicho, cambiar un centro educativo es complejo y exige mucho, hay que pasar de las palabras a los hechos.

¿De qué manera introducís las nuevas tecnologías en las aulas?
Lo más complicado ha sido conseguir la infraestructura y el equipamiento. La Generalitat nos tiene bastante abandonados, nos proporciona la fibra óptica y poco más. Nos hemos apoyado mucho en la administración local y en la comunidad educativa. En cada promoción hacemos un salto cualitativo en temas tecnológicos. Las competencias digitales del profesorado también están en la agenda, así que también vamos “digitalizando” al profesorado. En realidad, la tecnología la damos por normalizada. No es un tema central, simplemente tratamos de aprender y educar con herramientas y entornos digitales, tanto alumnos como docentes.

¿Cómo favorecen las TIC a la implantación y desarrollo del proyecto en el aula?
Las TIC son imprescindibles para la mayoría de nuestros proyectos: hacer un cortometraje, montar una exposición, publicar una revista, crear un talk show televisivo… no se puede hacer con libretas y bolígrafos. Las TIC son nuestro entorno de trabajo natural, son nuestras herramientas de comunicación y productividad. El mundo es con tecnología, la escuela debe serlo.


Intervención en TEDxBarcelonaED



   

18.1.15

Educación emergente en Barcelona

El próximo jueves 22 de enero saldremos de la cocina del Institut-Escola Les Vinyes para participar en el TEDxBarcelonaEd dedicado a la educación emergente. Nos hace mucha ilusión y bastante respeto, todo hay que decirlo.

Ya sabéis que lo mío es el trabajo en el centro, el día a día con nuestros equipos y estar en clase con mis alumnos. No vamos a muchos "eventos" porque tenemos más trabajo del que podemos hacer. Sin embargo, Núria Bosch me convenció de que las personas que hacemos cosas tenemos que contarlas o nadie las va a conocer. Seguramente, tenemos cierta obligación de difundir nuestro trabajo, aunque ese, realmente, no es nuestro trabajo!

Trabajando en clase!
Una cosa es hablar entre colegas y amigos, como la IX jornada de Edublogs, y otra muy distinta es compartir escenario con expertos de todo el mundo a los que no conoces, con periodistas, medios y todo el ruido mediático del 2.0. Estamos fuera de nuestra zona de confort, pero la organización nos ha ayudado un poco en todo esto: Aurélie Salvaire, que lleva todo el montaje, y los consejos de Iñaki Eguiarte. Así que vamos a salir de la cocina para contar lo que hacemos.

Transformar el currículo, las metodologías y la evaluación es posible en la educación pública. Implantar nuevos roles en alumnos y profesores... se puede hacer. Y dinamizar la estructura organizativa y de gestión de los centros, también. Aunque con las actuales reglas de juego, difícilmente es sostenible.

Creo que la innovación en la educación pública no debe, simplemente, ser "tolerada": tiene que ser respaldada. No es de recibo que la nueva educación se desarrolle exclusivamente en centros privados y que no llegue a toda la población. La crisis o la ceguera del Ministerio o la Generalitat catalana no pueden tenernos abrazados a la cultura de la queja. Hay que trabajar a medio plazo, hay que participar de la educación emergente que está sucediendo en muchos lugares del mundo.

No quiero quedar al margen de todo esto. Así que vamos a aportar nuestro pequeño granito de arena a la TED de Barcelona y, sobre todo, vamos a aprender qué nos cuentan los expertos internacionales.

Institut-Escola Les Vinyes - Claustro del curso 2014-2015
Falta Maria Beneyto en esta foto, pero forma parte del corazón de Les Vinyes. Voy a pensar en ella en mi intervención y mandarle todo el afecto y fuerza posibles.