10.3.12

Cambiar, sí, pero ¿cómo?

A veces uno piensa que el cambio es el resultado de tener una buena idea y llevarla a cabo. Te dirán: “Cambiar es hacer algo". Muy bonito. Pero no funciona. Haces cosas en tu escuela… y todo sigue igual, ¿verdad?

Quizás has pasado por alto que para hacer cambios efectivos en tu centro o en tu clase debes hacer cosas en tres ámbitos: en el de los sentimientos, en el del contexto y en el de los razonamientos. Y, seguramente, en este orden.

Los hermanos Heat usan la metáfora del elefante y el jinete del psicólogo Jonathan Haidt para subrayar la importancia de los sentimientos para movernos a la acción. A mí me gusta usar una imagen para poner en evidencia que “el elefante” es mucho más grande, impetuoso y fuerte que “el jinete” y que no vas a dominarlo fácilmente…

"Elephant and man in field"

Por otra parte, el contexto es el gran olvidado en los cambios. Si no cambias el contexto, no vas a cambiar los comportamientos. Cuando pongo un examen separo las mesas. No trato de “convencer” a los alumnos de que deben trabajar en silencio y de forma individual.

Si quieres trabajar en grupo, cambia la distribución del aula. Si quieres introducir las PDI, quita las pizarras verdes. Si quieres trabajar por proyectos globalizados, descarta evaluar las materias. Si quieres innovar en tu centro, elimina la interdependencia organizativa. En resumen: motiva al elefante y convence al jinete… pero no te olvides de allanar el camino!

He contado formalmente, y no tan formalmente, la necesidad de actuar siempre en los tres ámbitos. No puedo hacerlo en un simple post porque el tema da para mucho. Pero hice un breve resumen para unas jornadas de formación y aquí lo tienes:

19 comentarios:

Alejandro Sarbach dijo...

Estupenda entrada, mejor presentación. Me la guardo. Este comentario es sólo para decirte Boris que sigo tus artículos: siempre me sorprenden por esa "mirada" tan personal (diría íntima) que aportas, y por ello aprendo. Un abrazo.
Alejandro

Boris Mir dijo...

Gracias por el comentario, Alejandro!
Y por seguir el blog. Tengo montones de post empezados, sin acabar, breves apuntes. El día a día no me deja mucha tregua. Quizás es personal porque no está muy pulido...
Yo sigo tu blog por correo porque lo tuyo no son post, son artículos! :)
Me interesan mucho y debería comentar, la verdad. Pero me falta tiempo. Vita brevis, ars longa, occasio praeceps, experimentum periculosum, iudicium difficile ...
Es un lujo tenerte de lector.
Un abrazo,
Boris

Antonio dijo...

Unas reflexiones muy acertadas, como siempre. Saludos.

Boris dijo...

Gracias Antonio.
No sé cómo tienes tiempo de leer este blog, con todo lo que escribes en la red. :)
Te lo agradezco mucho, de verdad.
Un abrazo,
Boris

Y felicidades por las buenas prácticas. Lo dicho: no paras.

Silvia dijo...

Estimado Boris: acabo de llegar a su blog y me he puntado a él. Realmente la calidad de la información es excelente. Será un placer pasar por aquí.
Me presento, mi nombre es Silvia, soy docente de Lengua Castellana en la escuela secundaria o media, en la ciudad de Córdoba - Argentina.
Me ha gustado mucho su reflexión a cerca de "mostrar dureza al principio para ser condescendiente después". Es la directriz que prima en el sistema escolar argentino y realmente me llevó años entender que simplemente yo no funcionaba con esa premisa.
Reciba mis más cordiales saludos, así como felicitaciones por su esmerado trabajo.
Silvia

Manuel Márquez Chapresto dijo...

Una reflexión interesante, y, en los tiempos que corren, oportuna. Porque el cambiar, en la situación actual, no se va a convertir en una opción, una alternativa (en suma, un desiderátum), sino en una imposición, que habrá que asumir (por lo civil o por lo criminal, eso sí…); de modo que mejor estar pertrechado de herramientas que nos lo hagan menos duro (que siempre lo es, eso sí…).

Saludos y buen fin de semana.

Sergi del Moral dijo...

Hoy dia son habituales las opiniones que defienden escenarios educativos futuros (o presentes) que a mi entender son un tanto utópicos, y a su vez, radiografian escenarios educativos actuales (o pasados) que a mi entender son un tanto derrotistas.

Por eso Boris, comparto la pregunta: cambiar, sí, pero ¿cómo?

Gracias por compartir tus reflexiones,

Sergi

Boris Mir dijo...

Hola Silvia,
Gracias por tu interés y por tus felicitaciones.
Hay muchos tópicos en educación que adoptamos por pereza o por respeto a la tradición.
Supongo que todo debe ser constantemente repensado y contextualizado en nuestra aula, nuestra forma personal de ser docente y, naturalmente, nuestros alumnos. Trato de hacerlo y compartirlo con todos. Me alegra saber que en Argentina hay un sentir común.
Un abrazo fraterno,

Boris

P.S. Ni puedo acceder a tu perfil, Silvia, y no puedo ver tu blog.

Boris Mir dijo...

Hola Manuel,
Cambiar, cambiar... es un largo camino. Simplemente trato de insistir en que hay que mover “el elefante” para encontrar la energía necesaria, hay que mover al “jinete” para encontrar las razones suficientes y hay que “allanar el camino” para hacer cambios posibles, concretos y escalables.
Parece poco, pero hacer las tres cosas es mucho. :)
Gracias por tu visita!
Boris

Boris Mir dijo...

Hola Sergi,

Bé, els escenaris són una tècnica per a construir visions. Realment són per explorar el futur, no el present. De totes maneres, tal com les hem escoltat, són respostes de barret vermell que no fan sinó projectar les pors i les il•lusions en la visió de l’educació present o futura que té cadascú. Segurament per a fer una verdadera prospectiva calen més dades i més rigor...

El que més compta, però, és la gent que té una visió, fa un diagnòstic provisional i, amb els recursos dels que disposa, construeix alguna cosa concreta, fungible, però real. És allò dels fets i les paraules, no?

Sí, calen canvis. Cal compartir la resposta, també. I actuar.

Una abraçada company!

Boris

sarah dijo...

"Cambiar, sí, pero ¿cómo?"
Es una buena pregunta, Boris. Con los recortes que dejan atrás muchas cosas empezadas y sin acabar y con la experiencia que nos dice que el camino está empezado, pero no allanado, y que cada día las TIc´s añaden y muestran problemas con los que no contábamoos, la pregunta :
"Cambiar, sí, pero ¿cómo?"
está a la orden del día.
Tengo compañeros que ya han tirado la toalla y opinan que es imposible o de ingenuos cambiar. Un saludo.

VeRa Rex dijo...

Hola Boris
Como ya en otras ocasiones... reutilizaré parte del material que has (a su vez) remezclado del libro de los hermanos Heat.
Estoy preparando una conferencia y he iniciado una metáfora entre los "mahouts" (guias, cuidadores, orientadores) de elefantes y los profes que en sus escuelas o instituciones funcionan como adoptadores tempranos de los cambios asociados al mundo tecnológico
En cuanto tenga la presentación terminada, te la comparto. Sólo que estará en portugués, porque es para un congreso en Brasil.
Yaaa.... luego la traduciré al español.
Un gran abrazo!

Boris Mir dijo...

Hola Sara,

Cambiar es inevitable.
No cambiar equivale a desvincularse del entorno, que sigue cambiando, indiferente a nuestra indiferencia… Así que siempre es mejor tomar decisiones, actuar, mejorar, proponer. Entiendo las resistencias al cambio de tus compañeros pero la mayoría de las veces son fruto del miedo. Son cosas del elefante! :)
Gracias por venir a este blog.


Hola Vera!

Todos somos a la vez elefante, jinete y nuestra circunstancia, que es el camino que transitamos. Integramos todos los papeles y por ello es mejor actuar en los tres ámbitos para tener buenos resultados. La idea es simple pero útil, creo.
Gracias por interesarte por la entrada y la presentación.
Y ya me contarás el resultado y tu congreso en Brasil!
Un abrazo y que vaya muy bien,
Boris

yalocin dijo...

Gracias Boris.

Como siempre eres una fuente fresca de reflexión y sabiduría :-)

Y en estos días de cansancio por el final de curso se agradecen infinito.


Un beso

Charo

Boris Mir dijo...

Gracias a ti, Charo, por venir, leer y comentar!

Estamos cansados, en efecto. Pero sin perder la alegría! :)

Un abrazo,

Boris

P.S. A ver si nos podemos ver en algún "sarao" y hablamos. :)

HEZ iKaTe dijo...

¡EXCELENTE!

Boris Mir dijo...

Gracias, HEZ iKaTe

Te recomiendo el libro HEAT, C. & HEAT, D. Cambia el chip. Cómo afrontar cambios que parecen imposibles; Barcelona, 2011, Gestión 2000

Un abrazo,

Boris

MIRIAM JIMENEZ JIMENEZ dijo...

Comparto mi opinión del blog, siempre queremos cambiar algún aspecto de nuestras vidas, sobretodo cuando esta conducta o actitud nos trae problemas entonces pensamos en actuar, pero nunca sabemos cómo empezar solo queremos hacerlo pero no tenemos las herramientas necesarias y creo que lo que usted nos explica con la metáfora del elefante donde nos dice la importancia de los sentimientos para empezar hacer el cambio, analizarlo y ver lo que queremos ya que nosotros somos los propios jinetes de nuestra vida y debemos aprender actuar sobre el lado emocional, actuar sobre el contexto y actuar sobre el lado racional, y tener el deseo, necesidad de cambio.

Santa Lidia Alcántara Frias dijo...

Cambiar,si pero ¿como?me parecido muy interesante y que puede ayudarme en mi vida personal y profesional gracias