27.3.11

Formación tecnológica

El ciclo de uso de los dispositivos digitales es muy corto. Y el del programario, no digamos. Esto significa que adoptar una tecnología requiere una actitud de permanente “actualización”, de aprendizaje continuo. Y todos sabemos que aprender requiere tiempo y esfuerzo, bienes escasos. Añadamos que la formación, sea formal o informal, suele formar parte de los extras en la jornada laboral de los docentes. En efecto, tenemos un problema.

A veces, los colegas me preguntan si vale la pena aprender Moodle, aprender a editar wikis o blogs, aprender a usar los programas de las pizarras digitales interactivas, etc. No hay una respuesta correcta, pero debería haber ciertos criterios generales para tomar decisiones sobre la propia formación tecnológica. ¿Podrían ser estos?

1. Aprende tecnología que resuelva una carestía existente. Nada de crear nuevas necesidades. Recuerda: vas escaso de tiempo y atención. Distingue la exploración tecnológica de la adopción tecnológica. Rectificar (rápido) es de sabios.

2. Aprende tecnología de fácil manejo, a menos que tengas plenamente garantizada su utilidad a medio plazo. Haz un razonamiento estrictamente económico de esfuerzos versus beneficios. Si vas a administrar un EVA, a programar en Scratch, a editar partituras en Finale,... considéralo una inversión a medio plazo. Valora los riesgos de tu inversión.

3. Aprende tecnología que puedas usar inmediatamente, aunque sea a un nivel muy elemental. Nada de "formación preventiva”, que solamente sirve para acumular méritos de cara a la promoción profesional... Si en tu centro no hay moodle, nada de moodle. Si no dispones de acceso fácil a Internet, déjate de wikis o blogs.

4. Aprende tecnología vinculada a una comunidad de práctica. Si son tus colegas de centro, mejor, pero no es imprescindible. La red puede proporcionarte soporte a base de tutoriales, foros de debate o apoyo en línea. Esto te obliga a adoptar tecnologías maduras, pero también minimiza los riesgos y optimiza tus esfuerzos. Ojo con el último alarido TIC y los programas de moda.

5. Aprende tecnología que requiera las mínimas instalaciones, altas, perfiles, etc. Especialmente si vas a involucrar a tus alumnos o a tus colegas. Los alumnos pronto estarán hartos de darse de alta, publicitar su correo electrónico o crear perfiles. Si puedes emplear educativamente “su” tecnología, mucho mejor.

6. Aprende tecnología que se valga de formatos estándar –reales o “de facto”- o que sea fácilmente transferible a otros formatos. Huye del programario específico para un dispositivo concreto, los matrimonios de conveniencia se convierten en cárceles.

http://www.flickr.com/photos/klash/513161846/

Sobre la asistencia a cursos, soy más bien escéptico. Creo que la inmersión tecnológica acaba siendo la mejor formación posible en relación coste/beneficio. Aunque he visto que en muchos casos los cursillos sirven para quitar el miedo y eso es muy necesario. En este sentido es más determinante la calidad del formador que el contenido del curso.

Acaso la única formación que se necesita realmente sea promover un cambio de chip para asumir con naturalidad el aprendizaje permanente tecnológico autorregulado, empleando tiempo y atención en pequeñas dosis efectivas. Acaso el único curso de formación tecnológica que deberíamos impartir sería uno llamado “Sapere aude. Tu primer y último cursillo TIC”.

10 comentarios:

Juan Carlos Guerra dijo...

No puedo estar más de acuerdo con todo lo que planteas. La formación puede servir para quitar ese primer vértigo ante lo desconocido, pero si el profesorado no da el salto real, con alumnos, poco se avanza.
Enhorabuena por todas tus reflexiones. Siempre me han parecido hechas con los pies en la tierra, en este mundo en que, en ocasiones, estamos demasiado en "la nube".
Un abrazo.

Alejandro Sarbach dijo...

Totalmente de acuerdo Boris. Especialmente con esa máxima/cursillo final. Me lo guardo para compartirlo con los compañeros del insti.
Un abrazo

Ana dijo...

Hola! Debido a mi profesión me he dado cuenta que la renovación respecto a formación en tecnología es importantisima. Es un mundo en constante movimiento y crecimiento y a la que estas "out" durante un tiempo te das cuenta que han salido un monton de cosas nuevas y te has quedado obsoleto. Yo mismo he hecho varios cursos a distancia relacionados con este mundo porque, a pesar de tener trabajo, si no sigo aprendiendo, no sirvo para nada.

aomatos dijo...

Básicamente estoy de acuerdo contigo, pero (siempre hay un pero) tanta praxis me asusta un poco.
Si no aprendemos algo nuevo nos quedamos siempre en lo mismo y si queremos evitar eso ( sólo si queremos y hace falta) hay que experimentar con nuevas cosas. A veces, para saber exactamente lo que te puede aportar una nueva herramienta o una nueva tecnología debes de explorar sus posibilidades. Igual, como bien dices, un curso de puede atajar eso.
Otra cosa, ¿quién ha de explorar las posibilidades de las nuevas tecnologías? Es sólo una pregunta, igual tienes la solución.
En el tema de los formatos estándar, no puedo estar más de acuerdo contigo. Lo ideal sería el OpenData, pero todavía anda lejos.

Salu2 y enhorabuena por el artículo.

Anton dijo...

La entrada transmite serenidad, sentido común y anima a investigar las posibilidades de las nuevas tecnologías sin agobios. Con tu permiso, la reenviaré a mis compañeros de claustro. Un saludo.

Sonia Ruiz Conesa dijo...

A través de un tweet de Jordi Adell he llegado hasta este fantástico artículo. Gracias por recoger el sentido común y saberlo plasmar tan bien.

Boris Mir dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios.

Creo que muchos profesores TIC están en “su” nube, en efecto. Es decir, que el discurso apologético y algo exaltado a favor del empleo las tecnologías en el aula termina conformando un mensaje excluyente. No hay que olvidar que el uso de las TIC para aprender es en realidad muy minoritario en las aulas, incluso en aquellos centros con dotación tecnológica. Hay demasiado “espacio vacío” entre los usuarios avanzados y la inmensa mayoría. De hecho, en este blog siempre ha habido una intención de ser generalista en todos los temas que se abordan.

Creo que la clave está en empezar. Y para eso hay que ponerse en lugar del aprendiz TIC y crear las condiciones para que ese primer paso sea posible.

Sin duda, considero que la experimentación y la exploración TIC son igualmente importantes pero no son la mejor manera de vencer el miedo y la desconfianza de los docentes inexpertos. Son roles diferentes. Otra cosa es que, para aprender, hay que probar y practicar, hacer y equivocarse, experimentar. ¿Qué mejor para un novel que introducirse en todo este fregado con la ayuda de un experto?
Precisamente esta es la tesis de fondo: unos días en la piscina y, luego, inmersión digital. Como dice Anton, sin agobio pero sin pausa!

Un abrazo fraterno,

Boris

k dijo...

Efectivamente la nuevas tecnologías de la información y de las comunicaciónes estan transformando la sociedad y en particular los procesos educativos, es por esto que el docente debe quitarse ese miedo a la tecnología y adentrarse en ella para seguir avanzando y contribuir de una mejor manera en la educación, actualizandose día a día.

tecnolotic dijo...

Revisando algunas publicaciones estoy de acuerdo con el planteamiento de que el docente debe ser efectivo y eficaz a la hora de plantear su didáctica de clase sin importar los medios, pero de cierta forma también percibo y disculpen la expresión "que se alcahuetea" la tranquilidad de los docentes ante los sujetos multimediales que abordamos actualmente llamados estudiantes. Puede que sea en algunos casos cultura de algunos países, pero lamentablemente nos encontramos comúnmente ante un docente que aprendió a "ladrar acostado", no solo en la vieja escuela, también los encontramos en la contemporánea. Los estudiantes exigen otras necesidades y a veces el docente piensa en las propias, sobre todo en aquellas que le convienen para no hacer de más. Son pocos los que dan grandes saltos, los otros acostados ladran diciendo "he dado clases sin las TIC".
La brecha hay que pasarla, no calmarla con pañitos diciendo que todo tiene su tiempo mientras los estudiantes en sus casas aprendieron a manejar google earth y el docente al otro día saca su viejo y empolvado mapa.
Cordial saludo.

Boris Mir dijo...

Conforme en el fondo, Tecnolotic, pero con matices.
Debemos actualizarnos, no lo dudo. Pero el foco está en las competencias digitales, no en las herramientas.
Con perdón, está contado en otro post que enlazo. :)
Disculpa, no vi tu comentario hasta hoy!!
Boris