21.9.13

Atormentados por los contenidos

Sala de profesores.
Plano corto.
- Me falta dar un tema...
- ¿Qué tema?
- Las tormentas.
Fundido.


Apunta todo lo que voy a exponer sobre las tormentas.
Lee en silencio la lección sobre las tormentas del libro de texto.
Subraya lo más importante de este texto sobre las tormentas.
Haz un resumen del tema "Las tormentas".
Busca información sobre las tormentas.
Elabora un mapa conceptual sobre las tormentas.

Esta imagen, ¿corresponde a una tormenta?
Describe una tormenta.
Define qué es una tormenta.
Explica una tormenta.
Memoriza las características de una tormenta.
Haz una presentación/texto/vídeo/exposición sobre las tormentas.

Razona por qué un ciclón tropical es, o no es, una tormenta.
¿Qué relacionas con lluvias, vientos, relámpagos, truenos?
¿Qué tipo de tormentas contienen vórtices de aire?
¿Qué clima produce más tormentas?

Escribe tormenta en francés, inglés y catalán.
Adjetiva tormenta de cinco formas diferentes.
¿Qué función sintáctica tiene "tormenta" en esta oración?
Transcribe fonéticamente "tormenta".
¿Cual es la etimología de la palabra tormenta?

Comenta la metáfora sobre la tormenta del poema "En la desnuda tierra del camino" de Machado.
Haz un comentario de texto de la Rima “Tú eras el huracán, yo la alta torre” de Bécquer.
El dicho "Una tormenta en un vaso de agua" ¿qué significa?

Vamos "a trabajar"...
... La tempestad (1508), pintura al óleo del pintor italiano Giorgione (1477-1510).
... La tempestad (1611), obra teatral de William Shakespeare (1564-1616).
... La tempestad (1802), sonata para piano en re menor, op. 31 n.º 17, de Ludwig van Beethoven (1770-1827).
... La tempestad (1873), obertura de Piotr Chaikovski (1840-1893).
... La tempestad (s/f), obra del compositor suizo Frank Martin (1890-1974).
... La tormenta perfecta (2000), película sobre la novela homónima de Sebastian Junger.

Dibuja una tormenta.
Imita los sonidos de una tormenta.
Escribe una poesía sobre una tormenta.
Compón la banda sonora de una tormenta.
Filma una escena que ocurra durante una tormenta

Cuenta tu experiencia de una tormenta.
Encuentra a alguien que haya vivido una tormenta en alta mar.

Predice una tormenta.
Produce una tormenta!

Hagamos una tormenta de ideas.

¿El tormento, es el marido de la tormenta?

Cuando hablamos de "dar un tema" ¿de qué demonios estamos hablando?

Ya no os atormento más, buen fin de semana.

14 comentarios:

Ticpri dijo...

¡Qué buena carta de menús sobre las tormentas!
CONTENIDOS
Si no es tiempo de tormentas. DESCONTEXTUALIZACIÖN
Si todo eso se obliga se
aborrecen las tormentas
OBLITATORIEDAD
La clave creo yo está en elegir de entre lo propuesto...
LIBERTAD
Hasta que se agoten o acaben las tormentas
QUERER APRENDER
Fin de las tormentas
A OTRA COSA MARIPOSA

lola dijo...

Y mientras tanto, la maestra mandó bajar las persianas del aula, para que la luz de los relámpagos y el ruido de los truenos no distrajeran a los estudiantes.

Malén dijo...

Qué bueno!!

Alberto del Mazo dijo...

¿Contenidos? ¡Que les parta un rayo!

Joel dijo...


Me encantó... genial!
Todo vale menos el que el profe explique lo que es una tormenta y nada más.

Sergi del Moral dijo...

Hola Boris,

Cuando hablamos de "dar un tema" ¿de qué demonios estamos hablando? Me he hecho esa pregunta docenas de veces antes de empezar este curso, y ya empezado, me la sigo haciendo.

Es una gran pregunta a la que no veo alternativas reales. Creo que es relativamente senzillo hacer grandes actividades competenciales aislada, el reto es trenzar un recorrido más o menos completo, más o menos coherente.

Mi tentativa de respuesta para este año: trabajar directamente a partir del currículum vigente en Catalunya, que en Matemáticas, tiene un claro enfoque competencial, e ir construyendo mi propia secuencia de sessiones, tratando de recubrirlo con actividades tan ricas, variadas y competenciales como sea posible.

Y tu, ¿cómo lo haces?

Sergi

Boris Mir dijo...

Hola a todos!
Y muchas gracias por vuestros comentarios!!

Que quede claro que los contenidos son MUY importantes. Pero los contenidos son contextuales, tienen un propósito formativo y no son el objeto de nuestro trabajo. No olvidemos que la idea de competencia se sustenta en los diferentes tipos de contenidos (conceptuales, procedimentales y actitudinales) y está relacionada con la capacidad de activar o movilizar estos conocimientos para hacer frente a situaciones diversas y actuar de forma eficaz. No basta con decir "dar un tema"!

El asunto es muy complejo, así que lo abordé con humor (y amor). Las preguntas de Sergi quizás exijan algo más. Aun a riesgo de parecer el viejo profesor formador, voy a proponer dos o tres reflexiones.

Por lo pronto, el docente no debe guiarse por los contenidos, sino por los objetivos de aprendizaje, que es otra cosa. Para decirlo lacónicamente: un contenido va asociado siempre a desarrollar una capacidad o una competencia. El alumno ha de ser capaz de... Así que hay alternativas reales!

Lo del currículo es más difícil de aclarar en un comentario. Ya que en el currículo catalán y español hay tres corrientes mezcladas: los restos del conductismo expresados en términos de objetivos, una base psicológica de origen constructivista (y en determinadas materias, socio-constructivista)y una última capa neo-conductista referida a las competencias. Incluso diría que lo de "actividad competencial" es un oxímoron... Así que mejor dejarlo, por ahora!!! :)

Trabajar directamente a partir del currículum no es una opción, es una obligación normativa. Otra cosa es que esto lo deleguemos a otros, sean editoriales o las propuestas de l'ARC (http://apliense.xtec.cat/arc/). O, que lo hagamos compartiendo el trayecto con otros docentes.

Yo lo hago indirectamente, pues no creo en el currículum de las materias como eje estructural. Igual que Begonya Folch, me oriento siempre con el "para qué" desde una mirada paidocentrista, no disciplinar. :)

Bueno, ya lo avisé! No son temas para comentarios! :))))

Un abrazo fuerte a todos!

Enrique Sánchez dijo...

Si yo tuviera que montar una escuela, y la ley me lo permitiera, haría poco caso de los currículos oficiales. Entre otros motivos porque la lógica de algunas materias lleva implícita su propia forma de desarrollo, mientras que en otras la elección y la secuencia de los contenidos son totalmente arbitrarias y vienen dictadas por la tradición, los criterios y las preferencias de las autoridades reconocidas y las modas de cada época.

Nadie duda de la necesidad de unas orientaciones generales acerca de lo que es más conveniente en cada etapa educativa (aunque si los docentes estuvieran bien preparados no las necesitarían), pero hay dos razones poderosas para evitar cualquier intento de regular con excesivo detalle qué es lo que se debe enseñar.

La primera de ellas es que la experiencia de aprender, aunque pueda ser similar, es única para cada persona y las decisiones que se tomen deben basarse en el respeto y el aprovechamiento de esta singularidad. La segunda razón, que no se puede separar de la primera, es que cada cual debe ser protagonista de su propio aprendizaje, lo que implica hacerse responsable de él y tomar decisiones al respecto.
http://www.otraspoliticas.com/educacion/piratas

Boris Mir dijo...

Gracias, Enrique.
De todas formas, hay que tener en cuenta que la educación obligatoria es un servicio público y, a su vez, una institución a la que todos los ciudadanos debemos someternos. Así ocurre con la justicia, por ejemplo. Por ello los currículos, democráticamente establecidos, nos obligan a todos y nos sirven construir una base común para toda la ciudadanía.
Un saludo,
Boris

eduideas dijo...

Las tormentas como cualquier tema "dan" para mucho, para lo que quieras, pero tristemente solo se "dan" los temas con la primera línea de tus propuestas, el profesor habla, sea a partir de un libro de texto o sus fotocopias, y los alumnos deben memorizar ese oráculo.

Como dice Sergi, el hilo conductor de un curso me parece fundamental para que ellos noten que avanzan y que no hacen actividades muy chulas pero sin ninguna conexión, que podrían darse en otro orden y que no tienen que ver con el contexto (ese día no había tormenta pero la estudiamos en clase).

El problema no es el currículum, que permite de todo si se "da" de otra manera, sino el profesor que no elabora su menú de propuestas tormentosas

Juanjo Vergara dijo...

Sencillamente brutal. Gracias por tu post. Me encanta. Intervengamos lel Aulario Público

http://juanjovergara.wix.com/ieap

Teresa Ferrer dijo...

Fantástica la sensación de formar parte del mismo aprendizaje y que todos los estímulos entran por la piel
para crear una sensación.... la sensación (y la certeza) de que estás aprendiendo

Boris Mir dijo...

Hola, eudideas!
Gracias por el comentario.
Quisiera insistir un poco en el paidocentrismo, en detrimento de la secuenciación didáctica de los contenidos o de la secuenciación de actividades para "cubrir las competencias" que comenta Sergi. A mi entender, sigue imperando un sesgo demasiado formal en este planteamiento. O sea, poco realista. Hay tantos itinerarios como alumnos. Y, en una gestión social del aula como la mía, todavía hay más, pues cada alumno aprende en función de la interacción entre los compañeros concretos que forman su grupo de aprendizaje.
Es decir, lo que impera, al final, es la lógica del aprendizaje y no la lógica de la secuenciación. Siempre que hay aprendizaje es personal y ligado a los saberes, intereses, capacidades, propósitos del aprendiz. En este sentido creo que es más fecunda una reflexión sobre la naturaleza del aprendizaje o sobre la singularidad de cada alumno, que sobre la secuenciación didáctica.
Un abrazo fraterno,
Boris

Boris Mir dijo...

Hola Juanjo!
Lo que es brutal es lo que he visto de vuestras intervenciones! :)
Comparto bastante de tu visión del aprendizaje como un proceso de investigación por parte del grupo en torno a sucesos –experiencias- que se incorporan a las personas en su necesidad de comprender, comprometerse, crear, recrear o –simplemente- jugar.
Miraré con más detenimiento los de las intervenciones, me ha parecido muy interesante. tal como comenta Teresa, estar aprendiendo es una certeza y una sensación a un tiempo. A veces incluso creo que aprender es adictivo...
Gracias a los dos y un abrazo!
Boris