28.8.10

Presentaciones y charlas, cosas por aprender

Ordeno los documentos en verano y descubro que nunca en la vida he dado tantas charlas, conferencias, exposiciones, etc. como en el curso pasado. Qué barbaridad!

Sin duda, he aprendido mucho más de lo que he enseñado y he confirmado lo sabido por todos: es muy difícil hablar en público, pero es un reto apasionante. Creo que todo el mundo debería pasar por ello.

Personalmente me cuesta muchísimo dar una charla, así que dedico muchas horas a prepararlas. Necesito tenerlo todo muy controlado para que resulte algo comprensible y ameno. Para ir mejorando, he buscado información sobre el tema de las presentaciones. Pero a menudo me parece demasiado centrada en el tema del diseño y poco orientada al momento de la exposición, que, en definitiva, es la tarea principal y la parte que más dificultades supone para mí.

Como me queda mucho por aprender, he hecho mi lista de recordatorio, para reconsiderarla antes de volverme a poner a dar alguna charla. Quizás te pueda servir, si te encuentras en compromisos similares.

1. Quizás ellos no lo saben, pero los asistentes han venido a aprender. Tú lo sabes, así que obra en consecuencia y nada de espectáculo: rigor con notas de humor suele funcionar.

2. Elabora primero las ideas: contenido, contenido y contenido. La emoción la tienes que poner tú, no la delegues en las transiciones de la presentación.

3. ¿Ya has preparado la presentación? Borra la mitad de las diapositivas. Una vez borradas, divide en fragmentos el texto de las diapositivas restantes. Muestra poco a poco pocas ideas esenciales en breves bloques temáticos.

4. El objetivo de las imágenes es ilustrar, no deslumbrar. Pocas, buenas y grandes. Nada de delfines, puestas de sol o parejas de enamorados. Lo mismo con las tipografías: pocas, buenas y grandes. Nada de comic sans, caligrafía infantil o florituras.

5. Llega siempre mucho antes del sarao para prepararlo todo y lleva la presentación en tres formatos: el tuyo, en pdf y en flash. Si el pdf desmejora la calidad de tu charla, mal: has olvidado el punto 2.

6. Pon en las dispositivas el contenido que los asistentes han de recordar, NO el recordatorio que tú necesitas para hacer la exposición. Apréndete de memoria la presentación. Si no puedes, vuelve al punto 3 o dedícate al Twitter, que es más breve.

7. No mires las diapositivas, por el amor de Dios, mira a la audiencia! Si no puedes mirarles a los ojos, mejor haz un buen artículo que una mala conferencia. Los nervios no desaparecerán, así que aprende a controlarlos.

8. Saben leer. No leas la diapositiva en voz alta: deja tiempo para que ellos la lean. Calla. Sí, calla. Si tardan demasiado en leerla es que omitiste el punto 3. El silencio ayuda a pensar, como en una clase.

9. No abuses de tu posición dominante. Los asistentes han venido para escuchar tu exposición, no tus opiniones sobre otros temas. Nada de digresiones improvisadas. Contra las tentaciones, recuerda el punto 1.

10. Sé honesto con los sentimientos del público. No hagas trampas emocionales: nada de enjabonar a la audiencia, nada de jugar a la falsa modestia, nada de hablar de tus hijos... Tienes que ganarte al público con tu capacidad comunicativa y la calidad de tu mensaje. Sé interesante, c'est tout.

11. Haz pocas presentaciones y buenas, no cuelgues diferentes versiones de la misma presentación. Comparte una versión general, austera y más breve en la red. Y deja siempre una copia a los anfitriones. Procura que sea autoexplicativa, ya que no todo el mundo habrá sufrido tus parrafadas.

12. No te pases nunca, nunca del tiempo estipulado, ni diciendo "ya termino" o, peor, "iré más rápido, que no me queda tiempo". Simplemente, acaba y di "Muchas gracias". Respira hondo. Has terminado. Uff...

Escribir esto es fácil. Hacerlo, no. En fin, en eso estamos. De todas formas, lo mejor es ver cómo lo hacen los grandes y aprender de ellos. Y si no, mira, mira qué maravilla de exposición hace Hans Rosling!




ACTUALITZACIÓ: Montserrat Escorsa ha fet una versió en català en el seu blog. Moltes gràcies!

12 comentarios:

mcano@xtec.cat dijo...

Benvolgut Boris,

gràcies pels consells i les teves reflexions. Sempre n'aprenc molt de tú, ja siguen virtuals o presencials.

Salutacions cordials,

marià :-)

Jordi Adell dijo...

Una entrada interessant, Boris. Els teus consells son molt pareguts al que Garr Reynolds anomena "presentar nu" :-)

Salutacions.

Jordi.

Montse dijo...

Moltes gràcies.
Penso que pot anar bé a molta gent.

Boris Mir dijo...

Moltes gràcies, Marià. Igualment!!

Ep, Jordi, que jo sóc un amateur en tot això!
Vaig llegir el llibre “Presentation Zen” de Garr Reynolds i és un referent. Tot i que li trobo un punt esteticista i impersonal, pel meu gust. Sóc força “antiquat” amb això de les xerrades, segueixo pensant que l’expressió corporal i el discurs oral són suficients per a comunicar un bon contingut. Per això els meus preferits són gent com Hans Rosling o Ken Robinson.
Suposo que hauré d’evolucionar...

Gràcies, Montse. De moment, a mi em serveix per a pensar-hi. Seria magnífic que també anés a bé a altres persones.

msm dijo...

Fantástico Hans Rosling -incluso es capaz de mantener el mismo tono durante toda la presentación- y un gran guión de trabajo tu post, aplausos. Saludos cordiales, Mila Solà Marqués.

Lu dijo...

Em sembla un dodecàleg molt formatiu. Com deia Felipe Zayas a Twitter, hauré de pensar en aquestes sàvies recomanacions quan hagi de preparar una xerrada.

El sentit comú fa que alguns dels consells siguin també molt vàlids pensant en donar una classe. A vegades, el més elemental se'ns oblida: "Quizás ellos no lo saben, pero los asistentes han venido a aprender."

blogge@ndo dijo...

Muchas gracias por todas estas ideas. Por destacar alguna entre tus consejos, me quedo con la idea del rigor y de la importancia del contenido.
Lo guardamos como decálogo para cuando tengamos que hablar en público.

Boris Mir dijo...

En efecto, Mila, Hans Rosling es un verdadero maestro. A mi me encanta su combinación de exposición oral, imágenes, gráficos en movimiento y objetos tangibles. Yo siempre he usado “cosas concretas” en mis clases con alumnos mayores y tienen una fuerza poderosísima. Es una lástima que estén consideradas como cosas de niños pequeños por muchos docentes. Gracias por tu generosa valoración.

Tens raó en la referència a les classes, Lu. En realitat donar classes és el meu ofici dels darrers vint anys i no pas aquesta voràgine formativa a la que m’ha portat el projecte eduCAT1x1. Per a mi el centre sempre és l’aprenentatge i aquí se’m veu el llautó, que diríem, de docent i no de conferenciant.

Gràcies per venir. Et desitjo un gran curs i que segueixis ensenyant-nos, des del teu blog, com fer bones classes, amb ordinadors i sense.

Bloggeando, gracias a ti por tu interés. Contar algo bien es magnífico, pero si hay un gran contenido, entonces, puede ser extraordinario. Nos queda mucho por aprender!

Dinamizador dijo...

Excelente tu espacio, te seguimos con gusto, la convergencia es fascinante.
Hemos hecho eco de otras conferencias TED en nuestros espacios web, ojalá nos visites. Saludos cordiales y seguimos en la andanza...leyéndonos estamos.

Equipo de Valores de Futuro.
www.valoresdefuro.com
http://www.facebook.com/pages/Valores-de-futuro/114647975227874

Anónimo dijo...

Muchísimas gracias por esta entrada. Todos los consejos son increíbles, aportan muchísimo para nuestra tarea.
Soy docente de Argentina y me tocó, en las últimas semanas, hacer exposiciones con diapositivas, videos, etc. de un DVD en distintos grupos, y es cierto que es muy distinto que dar clases normales, te pones más nervioso esos días. Y he cometido varios errores jajaja... pero me encantaría algún día exponer como el señor del video de TED... estuvo genial

Pero bueno, recien estoy empezando, este es mi primer año como profesor y tengo 23 años, seguro mejoraré y quiero mejorar.

Saludos. Este blog es genial !!!
Martin

Beatriz Marcano dijo...

Genial, muy importantes las recomendaciones que haces y sorprendente la presentación del vídeo... sera difícil olvidar el mensaje y la presentación como tal.

Éxito en todo.

Saludos cordiales

Juan de Dios Moran dijo...

Bueno, bueno... acabo de leer este post y la verdad, lo primero que se me ha venido a la cabeza es: estoy de acuerdo con cada uno de los consejos pero hay que relajarse un poco. Cada uno tiene sus propias actitudes, sus herramientas, sus técnicas y su personalidad. A mí concretamente me encanta que cada uno de los y las ponentes sea diferente. Lo que les pido a todos es muy simple: claridad, orden y riqueza de enfoque en las ideas; y naturalidad (sencillez), afectividad y pasión en las formas. Para mí eso es saber estar allí arriba. Me gusta gente que no habla de oídas, no soporto el rollo profesional de los expertos "expositores e intervinientes" que parecen venir de reuniones de marketing o dirección de empresas. Nosotros hablamos de ideas, de principios, de actitudes pero no tenemos necesidad de venderlas a nadie. Afortunadamete. A pesar de eso estoy de acuerdo con el mensaje de fondo: lo que se debe ver claro son las ideas, no al tipo. Un saludo. Me ha encantado el blog.