25.1.08

No voy a hablar del informe PISA...

... porque no lo he leído. Pero sí que he seguido con creciente desinterés las múltiples y variadas interpretaciones que se han hecho de él. No voy a entrar en el juego ni referirme a ningún comentario en concreto, pues todos los habréis leído en los blogs y tendréis, como yo, vuestras preferencias.

Me limitaré a convenir que probablemente tiene razón José Saturnino Martínez refrendando que la reacción que ha propiciado el Informe PISA es una prueba más del “atraso cultural” de nuestro país. Aunque no considero que el estilo español de debate intelectual sea la suma de anécdotas e indignación. Yo a eso no lo llamo ni debate ni intelectual. Y esa es nuestra gran desgracia: la ausencia de efectivo debate intelectual.

Más allá de recopilar datos, un informe debería servir para comprender e interpretar el contexto de los datos, para orientar las discusiones con realismo y para ayudar a tomar las mejores decisiones.

Como no lo he leído, no sé hasta qué punto los dos volumenes del Informe Pisa cumplen su cometido, pero a tenor de los comentarios, la mayoría de sus lectores no lo han utilizado para ninguna de las tres finalidades.

Algunos se apuntan a los detalles sin considerar el informe en su conjunto, otros lo abordan de forma general y omiten detalles y contexto. Los últimos insisten en el contexto para difuminar los detalles. Pero la gran mayoría coinciden en lo fundamental: lo utilizan para corroborar lo que ya pensaban antes de leer el informe. Y arremeten contra aquellos que opinan de forma diferente basándose en aquel aspecto que mejor conviene a su postura.

Un clásico. Qué difícil es tratar de apartar las opiniones de los hechos. Qué difícil es separar los sentimientos de los argumentos. Qué difícil es simplificar lo complejo sin caer en la caricatura o en la manipulación. Y sobre todo, qué difícil es comprender, aprender y cambiar.

Sociólogos, psicólogos, pedagogos, profesores, maestros, periodistas, políticos... cuánto nos queda por aprender! ¿Cómo vamos a enseñar el valor del conocimiento o de la búsqueda de la verdad?, ¿Cómo vamos a transmitir la importancia del respeto y el entendimiento?, ¿Cómo vamos a inculcar la necesidad civilizadora del acuerdo?, ¿Cómo vamos a proclamar la profundidad humana del encuentro con el Otro? ¿Cómo vamos, finalmente, a educar a nuestros jóvenes dando semejante ejemplo?

En fin, ya pasó el vendaval. Creo recordar que en algún blog se lamentaban de que dentro de unos meses todo quedaría olvidado. Pues menos mal, me digo yo. Porque los que no leeremos jamás entero el informe PISA tenemos mucho trabajo urgente cada mañana con nuestros alumnos. Y todo esto nos alborota, nos entretiene, pero no nos sirve para mejorar.

Algunos casi preferiríamos ignorar este falso debate intelectual. Quizás para no perder la esperanza de que los que sí deben leer a fondo el Informe Pisa y los que sí toman las decisiones, lo hagan de otra manera. Algunos preferimos, pues, pensar que, entre tanta cantinela y tanta confrontación, alguien con buen criterio utilizará el informe para tratar de entender qué pasa en nuestro sistema educativo y de tomar consensuadamente las decisiones que nos conduzcan a una mejora de la educación…

Por el bien de todos, que así sea.

Web del Informe PISA 2006 en inglés (Todavía no está en español) [Informe PISA en PDF]

Informe PISA 2000 e Informe PISA 2003 (En español)

El gobierno vasco ha traducido la parte referida al País Vasco.

El gobierno catalán ha elaborado un resumen de la parte referida a Catalunya.


- - -

Los sindicatos catalanes se han puesto todos de acuerdo por primera vez en muchos años. Para organizar una huelga en contra de las propuestas del gobierno catalán. ¿No es posible que nos pongamos de acuerdo todos para ir a favor de algo? Qué cansancio me invade…

8 comentarios:

mcano@xtec.cat dijo...

Hola Boris,

jo no ho hauria dit millor, per tant m'afegeixo al teu lament i a la vegada a la teva esperança. Un cop més un plaer intel·lectual poder llegir les teves reflexions.

Salutacions cordials,

marià :-)

José Luis Cabello dijo...

Así es, amigo Boris, "ni debate ni intelectual", interesados comentarios la mayor parte. ¿Dónde están las iniciativas para analizar modelos que nos puedan servir de referencia y consenso? Criticamos lo existente, pero cuáles son las propuestas de mejora sobre las que podamos ponernos de acuerdo. Cuáles los foros de intercambio, reflexión abierta, contenidos compartidos, redes de colaboración. ¿Fomentan los que deciden las plataformas abiertas de reflexión, ahora que las TIC lo hacen posible? ¿O nos regodeamos en la autocomplacencia de tener un portal propio (cerrado a cal y canto a la participación externa)y una distribución linux con el nombre de nuestra comunidad acabado en x?
En los eventos internacionales en línea como EVO, FLNW, las conferencias o debates que organizan comunidades como Classroom 2.0, Educational Collaborative, Tapped in, WIA, entre otras, los participantes de la esfera hispana suelen proceder de América, no de la península ibérica. Y el problema no es sólo de saber idiomas, sino de querer participar y tener ideas que aportar, de tener una mentalidad de colaboración y participación. Complicado lo tenemos, porque la mentalidad predominante sigue relacionando colaboración con las relaciones sociales que se establecen en grupos de interés o presión para sus fines particulares. El debate les trae al fresco, y más si es intelectual.

Salutacions cordials,
José Luis

Jose Martín dijo...

El informe PISA, como cualquier informe o estadística, es utilizado por todos interesadamente. Eso es indudable.

Sobre el acuerdo de todos los sindicatos catalanes es un éxito que nos tiene que hacer reflexionar sobre el futuro de los servicios públicos y, en concreto, de la Educación, una vez parece que el Estado del Bienestar Español ha tocado techo, o tal vez no.

Ramon Barlam dijo...

Boris,

Excel·lent post. Feia dies que estava a mig redactar alguna cosa sobre 'el mestre emprenyat'i d'haver llegit el teu post m'hagués anat de conya.

Ets un crack !

Pedro Villarrubia dijo...

Menos mal que no ibas a hablar... Esto me recuerda a "detener a alguien con indirectas" que nos contaba Miguel Gila. (http://www.youtube.com/watch?v=abC_MdnCb0c).

Yo tampoco he leído el famoso I. Pisa, aunque ya por el título me parece algo torcido ,-) e incompleto. Pero, si alguna vez leo tan apasionante informe sobre la lectura, las matemáticas y las ciencias, agradeceré la relectura de tus palabras y las del artículo de J.S.Martínez.

Pero yo, más que de "atraso cultural", que lo hay, hablaría de "atraso y desigualdad social", lo que invalidaría muchos informes, de falta de análisis real de la educación y de un debate profundo. Y los docentes no somos más que reflejos de la desigual sociedad en la que vivimos, y aunque se haya avanzado, aún nos falta...

Entretanto, yo apago mi sed de debate leyendo blogs como el tuyo, o asistiendo y comentando en el quinto CIO (claustro Ideal Oficial)
http://igualdad3000.blogspot.com/2008/01/cio-v-docencia-primas-y-otras.html

Esta semana hablamos de "Docencia, primas y otras indecencias"

Posiblemente ya lo conozcas, pero, como ya hizo Montse conmigo, aprovecho este comentario para invitarte, si tu tiempo, ganas, etc,... te lo permiten, a que te des un salto por allí.

Saludos.

Gabriela Monzón dijo...

No sé mucho sobre este famoso informe PISA pero me recuerda las también funestamente célebres Evaluaciones de Calidad Educativa que en Argentina se inciaron en la terrible época del presidente Menem y que jamás condujeron a nada más que a discordia, al fin de cuentas cada docente siguió en la suya, el niño o joven sobreviviendo a una escuela escasamente preparada para "prepararlo para la sociedad" (la redundancia es adrede)... y así seguimos a los tumbos.
En educación -como en todo- el debate suele transformarse en repartija de culpas y pseudoterapia de catarsis.
Y debo reconocer que parece que los docentes en general no solemos apropiarnos masivamente de los espacios de debate, lo que es más que absurdo teniendo en cuenta nuestra profesión.
Lo veo a diario... he inaugurado un foro y realmente cada vez que entro me invade el desaliento: somos seis personas registradas, una sola respondió a una temática, estoy a punto de pensar que la educación lingüística es perfecta en todo el mundo y yo vivo una realidad alternativa en donde se cometen las bestialidades más insólitas desde hace años, con impunidad, sin autocrítica ni ética profesional...
En fin... hay blogs en los que quienes opinamos somos siempre los mismos, los que debatimos y no nos conformamos. Retrato de una sociedad toda.
Un abrazo
Gaby

serenus dijo...

Pues eso que lo borren.. que no se sepa.
La logse va bé.... beeeee

Boris Mir dijo...

Estimados amigos,

Gracias por vuestros comentarios.
Lo decisivo es el futuro, puesto que más allá de las conclusiones del Informe PISA, el análisis exhaustivo de las causas nunca produce la invención de las soluciones. Personalmente estoy menos interesado en encontrar culpables que en proponer acciones eficaces para mejorar la educación.

José Luis, es ciertamente curioso que haya muy pocas iniciativas globales entre los profesores españoles en un ámbito internacional. Probablemente se deba al limitado dominio del inglés –carencia que yo mismo padezco!-, pero también habrá algo de sensibilidad cultural. En general, parece que el docente español está muy aferrado a una visión funcionarial y no considera propio de su quehacer tomar iniciativas personales, iniciar proyectos, etc. Somos muy dados a esperar que nos digan lo que tenemos que hacer, para luego lanzarnos a criticarlo, por supuesto! Creo que esto tiene mucho peso en la falta de verdaderos foros de intercambio, reflexión abierta, contenidos compartidos o redes de colaboración que apuntas. Más que de egoísmo, quizás pecamos de servitud...

Me alegro profundamente de la unión de los sindicatos educativos, Jose. Pero ir en contra siempre es más sencillo que construir una alternativa. No es el lugar para tratar el tema, pero las propuestas del Marc Unitari de la Comunitat Educativa son generalmente de una parquedad y un déjà vu desalentador. Sus manifestaciones son escasas y muy ancladas en los discursos de siempre, cargados de buenas intenciones pero con poca incidencia en el “mundo real”.

Gracias por la invitación al CIO, Pedro. Ciertamente los conozco y los sigo, pero no he sabido o podido intervenir. Encuentro un poco farragoso el debate y, honestamente, me sobra el calificativo de “ideal”. Preferiría un claustro más real, más plural... Le sugerí a Montse que sería mejor una conferencia vía Skype, o varias. Aunque, claro, tendería a convertirse en el clásico toma y daca entre pedagogos y antipedagogos. Y, ¡ay!, podría desembocar en descalificaciones personales... Así que os leo sentado en el fondo del claustro y en respetuoso silencio.

Estimada Gabriela, la realidad educativa argentina tiene puntos en común con la española y me temo que la propensión al debate estéril es uno de ellos. Sobre la participación en los foros, quizás tu entusiasmo es más grande que las posibilidades reales de llevarlo a cabo. Hay multitud de foros de debate en la red y es difícil que la gente se comprometa con un espacio personal. Quizás podrías apuntarte a alguna de las comunidades que se han creado en Ning: hay bastantes grupos educativos y un grupo muy numeroso de docentes argentinos. No sé, tómalo como una sugerencia para combatir tu desaliento! ;-)

Serenus, gracias por venir.

Un saludo muy cordial,

B.

P.S. Desde que podemos elegir el correo electrónico para recibir los comentarios, me quedo un poquito más tranquilo, pues estas parrafadas son más soportables por correo que leídas en la web. Espero.